fotógrafo de Praga, República Checa, que lleva desde mediados de la pasada década generando contenidos tanto a nivel editorial como comercial, con una gran carga erótica y sensual. Sus imágenes como fotógrafo de moda han ilustrado las páginas de Harper’s Bazaar, Vanity Fair, Playboy y Marie Claireentre otras. Antes de trabajar como fotógrafo, Lukas estuvo interesado también en la pintura y la música. Su trabajo gira en torno a la belleza femenina, aunque también encontraremos entre sus fotografías músicos y paisajes que muchas veces sirven de fondo a sus modelos y otras adquieren un tinte más protagonista.

Lukas Dvorak trabaja esencialmente en blanco y negro en su faceta más artística, dejando el color más para la parte comercial y la moda. “La fotografía en blanco y negro tiene una gran ventaja: nos da una mayor profundidad a la hora de vislumbrar el carácter de la persona fotografiada. Los colores confunden nuestro cerebro porque se presentan como algo más complicado ante nuestros ojos. El blanco y negro nos permite concentrarnos en el personaje, y es por eso que los retratos tienen mayor intensidad”